Lagunillas, el escondido, y auténtico barrio de Málaga

La historia de este barrio se desarrolla a finales del siglo XX, cuando resultó fallido un plan urbanístico para remodelarlo y modernizarlo. Posteriormente, el barrio se estancó y el declive llegó a sus calles. Uno de sus habitantes decidió que esa situación no podía seguir así y puso en marcha un proyecto propio, convirtió el barrio en lo que es hoy en día. Un conocido artista del barrio fundó la Asociación Fantasía en Lagunillas, para que los más jóvenes del barrio se expresaran y comunicaran a través del arte. Así nació la Plaza Esperanza, un antiguo parking reconvertido en cancha de baloncesto donde los más jóvenes expresaron su creatividad e inundaron el barrio con sus ideas más artísticas.






El futuro está muy Grease:
Seguramente, la calle Vital Aza es donde reside la mayor parte de la creatividad de nuestro bohemio barrio. En este enclave nació la magia que ha embargado el barrio malagueño, concretamente en una pizarra que dice “el futuro está muy Grease” colgada junto a la fundación ya mencionada anteriormente, este hecho ha conseguido que la locura creativa que envuelve esta zona se expanda por las calles como un río de arte y creatividad de forma concéntrica. Aquí las calles cobran vida, los balcones se alzan hasta el cielo en un abanico de colores y formas picassianas. Finalizan con líneas de colores continuas como si de enredaderas se tratara y dejan a sus espectadores extasiados. Algunos de los grafitis de esta calle reaccionan directamente contra el mismo barrio del Soho y parodian diferentes tipos de obras actuales con versiones alegres y malagueñas.



Huerto del Conde:
Apartamentos turísticos en Málaga
Dentro de este cultural sitio, encontramos un edificio emblemático del barrio en el cual encontrarás nuestras nuevas y renovadas oficinas. Para la creación de este fabuloso edificio que gestiona Málaga Planners ha sido necesaria una labor de rehabilitación y conservación muy importante, cuyo objetivo ha sido conservar la identidad original del edificio siendo para ello respetuosos con los materiales empleados y restaurando aquellos elementos decorativos como puertas y ventanas originales. También se ha utilizado la imaginación para dar nuevo uso a otros elementos del apartamento turístico, como por ejemplo, la transformación de puertas antiguas del propio apartamento turístico para utilizarlas como cabeceros de las camas.

En cuanto a su interiorismo, este alojamiento turístico ha sido diseñado queriendo dar un pequeño guiño al barrio en el que se ubica, con un diseño más actual y que camina en línea con la esencia de este barrio de las artes. Tanto es así, que en su interior podemos encontrar obras de arte del escultor vasco Pablo Rekalde o vinilos realizados por el pintor Andrés Mérida. Llama también la atención, dos grafitis visibles en las puertas de un local muy próximo al apartamento, creados por el conocido artista urbano Jose Luis Borgerding.


Sin duda alguna, Huerto del Conde es un edificio de apartamentos turísticos creado para no dejar indiferente a aquel que lo visite. Y es que como si de un lugar mágico se tratase, este nuevo alojamiento vacacional en Málaga se presenta como un pequeña obra de arte más de este fabuloso y creativo barrio de Lagunillas. Un lugar donde los huéspedes y turistas pueden disfrutar de todas las comodidades y servicios que ofrece su ubicación inmejorable, a la vez que vivir una experiencia única y singular conociendo el lado más artístico de la ciudad de Málaga.




Lagunillas, el escondido, y auténtico barrio de Málaga